martes, 18 de octubre de 2011

JUDAÍSMO

El judaísmo es una religión monoteísta, basada en la creencia en un solo Dios, omnipresente (siempre presente, en todas partes), intangible (no se le puede tocar) y trascendente (no está limitado por el tiempo). Precedió al mundo, lo creó y dirige con sabiduría sus destinos. Su existencia se manifiesta a través de la creación.

El judaísmo abarca una religión, un pueblo, una nación. Desde que nace hasta que se muere el judío se rige por principios religiosos monoteístas, éticos y de conducta, con normas que abarcan todos los aspectos de la vida.

Pueblo judío, hebreos, o israelitas, son las tres denominaciones que recibe el pueblo judío como tal. Pueblo porque tiene un origen común, relatado en la Biblia, una historia compartida desde la antigüedad hasta nuestros días junto con un destino común y una tradición milenaria.

El judaísmo es también una nación, cuya conformación se remonta a la antigüedad. Desde entonces, los judíos han poseído una tierra histórica en común: la tierra de Israel, prometida al primer patriarca, Abraham, en el primer pacto, Génesis XV: «... a tus hijos les daré la Tierra de Israel como heredad...». Este pacto será luego ratificado con los otros patriarcas y con Moisés, líder y legislador, quien conducirá al pueblo de Israel, después de la liberación de Egipto, a esa tierra, la tierra prometida, para que desarrolle allí su vida basada en los principios de fe y en la creencia de un solo Dios, creador del cielo y de la Tierra. Estos conceptos forman la identidad judía básica.

Los tres pactos

Primer pacto: Es la promesa A Abraham de la tierra de Israel como hogar de los judíos. Su referencia está en Génesis XVIII y es el pacto que está grabado en nuestra carne (el pacto entre las partes), es el fundamento histórico del derecho del pueblo judío a la Tierra de Israel, la tierra prometida al patriarca Abraham. Dice en Génesis XV-8 «... a tu descendencia daré esta tierra y la tendrán como heredad...» y en Génesis XV-18 «... en aquel día hizo el Señor un pacto con Abraham diciendo: a tu simiente he dado esta tierra, desde el río de Egipto, hasta el río grande, el río Éufrates...»





Segundo pacto:es el del Berith Milá, la circuncisión. Pacto de pertenencia, que inicia el ciclo de vida judío, mediante una ceremonia que tiene lugar cuando el judío varón cumple los ocho días de su nacimiento. Es uno de los preceptos más antiguos. Se remonta a los tiempos bíblicos, aún antes de recibir el pueblo judío la Torá  (Génesis capítulo XVII, versículos 9 al 14) «... y dijo Dios a Abraham: Y tú cuidaras mi pacto. Tú y las generaciones venideras. Éste es el pacto que cuidarán (cumplirán). Será circuncidado todo varón y será la señal de mi pacto entre vosotros y vuestro Dios. A los ocho días será circuncidado todo varón, y estará mi pacto en vuestra carne como pacto eterno...»




Tercer pacto: sobre el que se basa la existencia judía es el Berith Torá, el pacto por el cual el Pueblo de Israel se compromete a cumplir lo escrito en la Torá, ley básica y suprema del pueblo judío. Los Diez Mandamientos grabados sobre dos tablas de piedra que Dios le entrega a Moisés para que el pueblo los cumpla y sean el fundamento espiritual de su existencia. Este pacto con Dios, único en la historia de la humanidad, en el que todo un pueblo se compromete y jura realizarlo y cumplirlo (Éxodo XXXIV-27): «... y dijo el Señor a Moisés: escríbete estas palabras, porque según el tenor de estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel».



LOS TRECE PRINCIPIOS DEL JUDAÍSMO

Maimónides en la Edad Media europea enseñaba que eran trece los principios que debían ser considerados como fundamentos del judaísmo:
1. Dios Uno y Único, Creador de todo y Presente siempre.
2. Dios Uno y Único, sempiterno, no hay quien o que se Le asemeje.
3. Dios no es materia, ni posee partes o elementos, ni hay imagen que Lo represente.
4. Dios es primero y último.
5. Sólo Dios es digno de ser adorado, nada ni nadie más.
6. Todas las palabras de los profetas son verdaderas.
7. La profecía Moisés es verdadera, que él es el principal de los profetas, no hubo ni habrá otro de su nivel.
8. Toda la Torá que poseemos es la que le fue entregada a Moshé  (Moisés).
9. Ésta Torá no será ni en un ápice modificada ni cambiada por otra.
10. Dios conoce todos los pensamientos y actos de los humanos.
11. Dios imparte el Bien con Justicia, premiando y castigando de acuerdo a los actos.
12. Vendrá el Mashiaj (Mesías).
13. Habrá resurrección de los muertos, y Dios será conocido por todos por siempre.



LAS MITZVOT

Las mitzvot son preceptos o mandamientos que el judío está obligado a cumplir. De acuerdo con la tradición rabínica existen 613 mitzvot: 248 mitzvot positivas, que corresponden a cada uno de los miembros del cuerpo humano, y 365 mitzvot negativas que corresponden al número de días del año solar. De esta manera la Torá quiso hacer partícipe a cada miembro de nuestro cuerpo con una acción ordenada por Dios y cada día del año debemos guardarnos de transgredir lo que Dios nos prohibió. Las mitzvot comprenden también cuatro categorías distintas según la terminología bíblica que son: instrucciones, reglamentos, juicios,  testimonios. 

Las mujeres están obligadas en el cumplimiento de las mitzvot a partir de los 12 años y un día y los hombres a partir de los 13 años y un día.  Las mitsvot están expuestas según su orden de aparición en porciones de la Torá que son leídas semanalmente.

No hay comentarios: