miércoles, 30 de enero de 2013

EL BUDISMO

Lo presentamos en vídeo



Más que una religión o una mera filosofía, el budismo es un conjunto de ideas y métodos que llevan a la liberación del individuo de sus peores opresores: el odio, la codicia y la ignorancia, ayudándolo a aprovechar su vida al máximo.

Origen

Buda es una palabra sánscrita que significa "el que despertó". Éste es el término que se le asigna al fundador del budismo. El título describe el logro de un hombre llamado Siddharta Gautama, quien vivió hace 2,500 años en el norte de la India. Cuando tenía 36 años, después de largos años de esfuerzo y profunda meditación, logró la Iluminación.
 Durante los restantes 45 años de su vida viajó por gran parte del norte de la India, explicando el sendero hacia la Iluminación.  Pronunció su primer discurso, el sermón de Benarés, en el parque de los ciervos, en Sarnath, cerca de Benarés. Dicen los budistas que en él puso en marcha la rueda del dharma, enseñando el camino para que todos se libren del sufrimiento y alcancen el despertar que desemboca en el nirvana. El dharma es el principio por el que funciona el mundo, que Buda comprendió y explicó y que aparece reflejado en los libros sagrados del budismo, con un significado diferente al del hinduismo.
Después de más de cuarenta años de predicador ambulante por todo el norte de la India, logró crear una pequeña comunidad de seguidores y a los ochenta años su vida se extinguió. A su muerte quedó establecido el budismo en sus tres componentes fundamentales: Buda, como ejemplo; el dharma, como modo de vida; y el sanga, que es la comunidad de budistas, que aparece como referencia y apoyo. Es lo que llaman los tres refugios. La oración budista más común dice así: «Busco refugio en el Buda, busco refugio en el dharma, busco refugio en el sanga».

El budismo: historia y esencia



Creencias
El Buda no era un Dios ni profeta de Dios, tampoco se declaró como un Ser divino. En el Budismo no existe el concepto de un Dios creador. El Buda fue un ser humano quien, a través de esfuerzos tremendos, se transformó y trascendió su limitación humana creándose en él un nuevo orden de Ser: Un ser Iluminado.


Buda tentado
«Esta es la verdad sobre el dolor: nacer es dolor, envejecer es dolor, enfermar es dolor, morir es dolor, juntarse con lo que no nos gusta es dolor, separarse de lo que amamos es dolor, no conseguir lo que deseamos es dolor [...] La causa del dolor es la sed que lleva a querer volver a vivir, a buscar lo que nos gusta [...] Pero para que el dolor desaparezca hay que cortar con esa sed de existir, rechazarla, liberarse de ella. El camino para que desaparezca el dolor tiene ocho partes: opinión correcta, pensamiento correcto, palabra correcta, actividad correcta, medios de vida correctos, esfuerzo correcto, atención correcta y concentración correcta. Este es el noble camino óctuple que extingue el dolor y lleva a la liberación.»
Sermón de Benarés.

A través de este sermón podemos deducir lo que los budistas consideran como las cuatro nobles verdades:
  • La verdad del dolor: el dolor es universal
  • La verdad del origen del dolor:  la causa del dolor es el deseo de volver a vivir, de buscar lo que se ama. Los hombres creen que las ansias y deseos se pueden colmar con riquezas, pero no es así.
  • La verdad del fin del dolor: es posible acabar con la frustración y el dolor, mediante un proceso que consiste en comprender, actuar y meditar.
  • La verdad del camino: expone la manera de superar los deseos y acabar caon el sufrimiento. Para lograr este fin, propone las ocho vías que permitirían llegar a la iluminación o nirvana.
El camino del budismo: el noble sendero de las ocho vías
Buda enseñando
Según los budistas, a través de ocho formas distintas se puede acabar con el sufrimiento.
La primera de ellas es la palabra correcta, que consiste en hablar sin dañar a nadie. Esto significa no mentir, hablar con amabilidad evitando el cotilleo, la injuria y la calumnia.
La actividad correcta consiste en actuar sin dañar a nadie. También hace referencia al desarrollo de la virtud y al dominio de las pasiones.
Modo de vida correcto es ejercer una profesión en la que no se dañe a nadie. Según el budismo, el primero al que no hay que dañar es a uno mismo. Las partes que tienen que ver con entender de modo correcto son: opinión correcta y pensamiento correcto, que equivalen a comprender con sabiduría. Para evitar meras suposiciones u opiniones erróneas de algo que ha pasado, es importante un autoexamen antes de elaborar un juicio de valor. Por eso Buda afirmaba que el autoconocimiento conduce a la liberación y esta se alcanza por medio de la meditación. De ahí que haya que practicar el esfuerzo, la atención y la concentración como actividades mentales. El esfuerzo se realiza en la meditación, la atención y la concentración en lo que se medita.
Tomado de Kalipedia

Buda iluminado

En el siguiente enlace encontraréis un resumen de lo más importante del budismo

http://estaticos.elmundo.es/aula/laminas/buda.pdf


Expansión del budismo

Tras la muerte de Buda y antes del reino del emperador Asoka (273-231 a.e.c.), la comunidad budista, a pesar de la expansión misionera, no dejó de ser un grupo minoritario. Era una religión a pequeña escala centrada en la definición de dogmas que permanentemente se escindía en vías diversas y de la que se pueden tener, en realidad, muy pocas certezas históricas. Sin embargo, esta religión nacida en el norte de la India se convertiría gracias a Asoka en uno de los grandes credos mundiales.
Su carácter universalista, al plantear un mensaje aceptable por cualquier ser humano independientemente de sus circunstancias y origen, favoreció su expansión y, de hecho, los budistas fueron grandes misioneros.
Más adelante veremos el interesante paralelismo entre el proceso que se produjo en la India y que llevó a la expansión del budismo, y lo que ocurrió en el mundo mediterráneo con el cristianismo: llegaron a ser religiones con millones de fieles al convertirse en religiones del poder.
Un momento muy importante en la expansión del budismo se produjo durante el reinado del emperador indio Asoka (273-231 a.e.c.). Gran conquistador, sus ejércitos dominaron un territorio muy extenso en el que había muchas religiones. El budismo tenía la ventaja de que servía para cualquiera de sus súbditos. Asoka se hizo budista y no solo ganó para el budismo a gran parte de la India, sino que envió misioneros a los reinos y territorios con los que tenía contacto, incluso hasta occidente.
Con el tiempo, el budismo, siguiendo las rutas del comercio, y en especial la ruta de la seda, llegó a Afganistán, a China y luego a Japón; y por el sur, a Sri Lanka, a Indonesia e Indochina, y, posteriormente, por el norte, al Tíbet. Hace mil años era la religión con mayor número de fieles en todo el mundo.
Tomado de Kalipedia

La expansión trajo consigo la división en múltiples ramas. En el siguiente vídeo encontraréis las explicación de cada una de ellas.




Diversas prácticas, diversos ritos pero una misma raíz y un mismo camino, el camino de la iluminación


La rueda de la vida

No hay comentarios: